Licenciada en Bellas Artes, titulada en la carrera de Artes Visuales de Universidad UNIACC (2007), posee un Diplomado en Gestión Cultural de la Pontificia Universidad Católica de Chile (2009) junto a un constante aprendizaje en el hacer y la asistencia a talleres y cursos formativos dictados por instituciones públicas o privadas en ámbitos de diseño web, redes sociales, gestión cultural y producción de obra de artista.

 

En su producción de obra artística trabaja desde una mirada fascinada hacia nuestras tradiciones populares y vivencias de la fe, presentando una crítica social en cuanto a las prácticas cotidianas de la religiosidad popular chilena desde una  mirada familiarizada con la iconografía católica, la artista se mueve entre la inquietud del cómo se insertan dentro de nuestras vivencias cotidianas las manifestaciones religiosas del pueblo, su iconografía  y la experimentación de la religiosidad popular como opción de fe, uniendo temáticas de autorretrato, historial de salud y simbología, utilizando variados soportes de obra para ello.

 

Se desempeñó como secretaria académica de la Escuela de Artes Visuales UNIACC entre enero de 2011 y marzo del 2014, en abril del mismo año se radica en la ciudad de Coquimbo, en el pueblo de La Herradura junto a su compañero e hijos, enfocando su trabajo en la gestión y producción de proyectos culturales,  producción de obra de artista y como social media - community manager - tallerista en el área de Turismo Regional.  A mediados del 2016 comienza a trabajar como Encargada Programática del Programa Centros de Creación y Desarrollo Artístico CECREA Las Compañías, La Serena, desde enero de 2017 a la actualidad trabaja como Encargada Regional de Educación y Formación en Artes y Cultura en el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio región de Coquimbo.

 

 

                                                                                                                                                              

 “Nuestra pobreza puede medirse por el número y suntuosidad de las fiestas populares, las fiestas son nuestro único lujo, los países ricos tienen pocas: no hay tiempo ni humor.”        

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                Octavio Paz.